jueves, 5 de julio de 2012

4ªetapa

Hola a todos, ya no sé si os acordaréis de esto y tal, de hecho desde la última vez que escribí tengo bici nueva, la selección española de fútbol (y sentimiento nacional) ha ganado la Eurocopa y Rajoy nos ha sacado de la crisis (ostias, que se me calienta la boca y me emociono). La verdad que he tenido un mes de Junio bastante movidito y ocupado, tanto que lo último que quería hacer al llegar a casa era encender el ordenador (la cuenta de twitter da fe de las fugaces apariciones).

Os dejé en Rabanal del Camino, ese pueblo sin cobertura, en el que el albergue era bonito, se llenó hasta la bandera por la lluvia y me dejó que desear.

Como era de esperar, los andarines pusieron todo patas arriba a las 6 AM, aplique la máxima que decidí seguir, "si no puedes con el enemigo, únete", asi que a las 7:30 de la mañana estaba desayunado y preparado. En principio se preveía lluvia para la etapa, pero ese no era el único de mis temores, tenía entendido que en Palencia, cuando llovía se hacía un barro considerable, y con el chaparrón que cayó el día anterior tela... tomé la decisión de ir por carretera y volar, según el mapa en Palencia el camino discurre paralelo a la carretera, excepto un tramo. No veas la rasca que hacía por la mañana...

Canal de Castilla

Al llegar a Frómista tras pasar el canal de Castilla llega lo esperado, carretera y camino paralelo a pocos metros, está clarísimo, carretera y manta, de tontos sería yendo en bici. Se nota que esta provincia es llana, si vas en bici vas rápido, ni que quieras ni que no.

llanura y kilómetros...


A lo que iba rodando y estaba llegando a Villalcázar de la Sirga, distingo una iglesia que por fotos de otros peregrinos pintaba una parada obligatoria, así que decido entrar al pueblo y verla. En estas que a lo que entro en el pueblo aparecen dos perros, corrijo, dos putos perros que aparecen de la nada ladrando a todo ladrar, y no es que estuvieran jugando, no, es que al aparecer yo debía ser el desayuno y los hijos de puta raudos y veloces se dirigieron hacia mí. El proceso fue algo así:

-Se acercan, bien...
-Uno se lanza y me "caza" el calcetín, el otro estaba situado estratégicamente al otro lado.
-Me cago en sus muertos... nada no funciona, en esos momentos desearía ser un andarín con un buen palo y batear como José Canseco.
- Aceleras pa' que no muerdan los bichos y te das una vuelta al pueblo, pararán seguro...
-Bem!!!! van a parar pero po'l aba, ya estas en la entrada del pueblo otra vez, encima de hijos de puta, se te cruzan por medio, en una de estas uno de ellos se da con el hocico en la rueda, ¿se parará? si hombre si....
-2ª vuelta al pueblo, y llegas otra vez a la entrada, tienes las piernas llenas de lactato ya... A TOMAR POR EL CULO ME VOY!!! Además al salir del pueblo se quedara.....OSTIAS! PERO ESTO SON PERROS O T1000 VIRGEN SANTA!!!


Un perro duró 500m más allá del pueblo, el otro casi un kilómetro, ojalá a día de hoy los haya reventado a varazos alguien. A todo esto yo iba a todo lo que daban las piernas...

Ya pasó, bajas un rato el pistón para recuperar aliento, ya queda poco para llegar a Carrión de los Condes y tomar un cafelito. A lo que llego a Carrión son la 8:55, y llevo 25 km, buen ritmo, bastante alto. Al entrar me encuentro con Fabio, el bicigrino italiano que salía del bar al que iba a tomarme un café, le digo que si me espera avanzo con él, me dice que no hay problema.

Carrión, ahí está Fabio.

Era la primera vez que rodábamos juntos, nos pusimos a hablar salvando las distancias del idioma sin problema, se defiende en español y el italiano es un idioma que te permite entenderte. Así después de muchos días vas conociendo gente. Fabio es bombero en Sicilia, la isla del Etna. Comenzó en Roncesvalles y su objetivo era empezar en la frontera gala y terminar en la frontera con Portugal, ya que hacía el camino... lo hacía bien.

Desde Carrión se cogi el único tramo no asfaltado del día, no hay opción mejor. De Carrión de los Condes a Calzadilla de la Cueza un tramo de 18km rectos, ni una sola curva, y el camino está muy bien arreglado, lo del "barrizal palentino" era un mito del pasado. Ahora se nota que el camino es una fuente económica y se cuida mucho. Y seguimos en llano, nunca había estado en un sitio así (será que no he visitado los Paises Bajos por ejemplo), cuando llueve aquí el agua no corre, se filtra y muere.

¿No me creíais verdad?

Realmente todo era una curva de radio 300km.

Follow me!


Cuando quedaban un par de km para llegar a Calzadilla nos cogió el ciclista "pro", ese que me encontré en las ruinas de San Antón. Me comentó que había dormido en Carrión en un hostal por 15€ que incluía el servicio de lavandería y masaje. TENEDLO EN CUENTA!!! no recuerdo el nombre porque no lo apunté, pero preguntando en el camino se encuentra fijo. Es una opción buena no, cojonuda.

Una vez llegamos a la carretera, cada uno siguió a su ritmo. El recorrido por esta provincia es por pueblos pequeñitos, poco que ver, esta parte para los "bicicletos" es tirar millas y rodar, rodar y rodar. Antes de terminar este tramo y tras parar a miccionar me adelantó una persona llamada Juan, era el compañero adelantado de Alfonso y Manuel. Me comenta que vienen por detrás, y van a terminar etapa en Sahagún, que van a adelantados a su previsión (que era llegar 4 días después de mi a Santiago). Le acompaño al albergue, sello y hago un parón para almorzar. Mientras almuerzo se pone a llover (hip hip... hurra!).

Puerta de Sahagún

Sahagún. Centro del camino.

Añadir leyenda

Antes de irme hecho unas llamadas, que el día anterior no hubo cobertura, y compró fruta. Llevaba sobre 65km en as piernas ya e iba bastante bien, el dolor de la rodilla seguía como el día anterior, ni fu ni fa, a pesar de ir sólo animicamente voy como una moto, ni la lluvia me podía parar. Termino de planear el día, decido quedarme a las puertas de León, en Mansilla de las Mulas, unos 40km más, en total aproximadamente 110km terminó de marcar el cuentakilómetros.


Al salir de Sahagún se puede elegir entre hacer el camino clásico o la vía Trajana. La elección se hace a 5km en un desvío. Yo opté por el camino francés, que dicurre gran parte cerca de la linea AVE Madrid-Galicia. Aquí como en todo el día el camino discurre paralelo a una carretera. Esta carretera es mucho más simple, no es nacional, pero muy arreglada y nueva, supongo que se arreglará como obras de compensación por las obras del AVE. En estas llanuras, es muy temido el viento, afortunadamente me respetó (sabía que era de Zaragoza y me iba a reir de cuatro soplos).

que gracioso "el tubito"

visto un cacho visto todo, 40km así

A lo que llegué a el Burgo Ranero, decidí quitarme la ropa de lluvia, pues llevaba unos kilometros sin lluvia y ya clareaba, todo lo que fuera avanzar así iba a ser sudar a lo tonto. Sello y a hacer último tramo de 19 km. Al salir del Burgo vas entre humedales y unos 7 kilómetros más adelante tienes un desvío a Villamarco, donde tienen montada en la entrada una exposición de utensilios de labra.


Humedal de la zona

En el siguiente pueblo, Reliegos, me encontre aparcada en la puerta de un bar la bici del super-pro, entre a saludarle, estaba comiendo. Y ojete calor con el bar, no le heche foto, error, todo el bar estaba decorado con pintadas y garabatos echas con un permamente, con dos cojones, el hombrecillo que lo regentaba parecía el Che Guevara.

Hobbiton?No, Reliegos



En los últimos kilómetros se levantó aire, un aire que el cierzo se lo merienda, pero no vamos a ser quisquillosos. Los que vinieron detrás mío me comentaron que las pasaron putas por que aumento la intensidad del aire. Y por fín llegada a Mansilla, de todas las opciones que visité, me quedé con el albergue privado de la entrada del pueblo. Dormir, comida, cena y desayuno por 20€, y cocinan muy muy bien. Tiene sólo dos duchas para hombres y otro par para mujeres pero sobra. El sitio es bastante nuevo, las camas comodas y hay mucho sitio entre camas (comparado con la mayoría de albergues).
Fin de etapa!


Ultreia!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada