miércoles, 23 de mayo de 2012

Etapa 3: Burgos - Rabanal de Camino (60km)

Escusi il ritardo gente... estoy tardando en hacer las entradas, nadie es perfecto.

Añado una post-data que me deje,

P.D - Cuando estaba desayunando con mis "apañeros" nos encontramos con un hombre que estaba llevaba realizado el Camino ¡¡12veces!!, 3 desde el Somport, 8 desde Roncesvalles y 2 (incluida la que estaba haciendo) desde St-J-Peaud. Ese tío se conocía hasta los baches. Muy loable, todas andando, pero era lo que yo califico de "purista", ante un comentario de "el camino está bien para realizarlo en tus vacaciones, en vez de hacer otras cosas, (añades comentarios bien sonantes)" el purista puso una cara de... "hereje", no me dí cuenta hasta que Manuel me lo comentó cuando salimos del bar, y era verdad. Me encontré mas adelante con un grupo que se encontró a una mujer que por lo que me contaron era por e el estilo, según ésta, al hacer el Camino debías tener "un fin". A esta gente, el misticismo del Camino les había llegado a tal punto que ha dado la vuelta, esos se guían siguiendo la vía láctea de día por lo menos. Que no os amarguen el Camino... van a poneros malas caras, ni que quieras ni que no.

La tarde-noche en Burgos fue tranquila, por suerte mes y medio antes hice una visita, así que Burgos estaba vista en profundidad, llanas y bernardas incluidas, surgió un ligero problema y la solución a otro. El dolor aquél con el que terminé el primer día había desaparecido, bien, surgió un dolor en la zona de la rótula izquierda, pintaba un principio de tendinitis patelar de libro, más info, (aunque le llamen rodilla de saltador, en ciclismo también puede aparecer). Que se le va a hacer... esa no fue mi mayor preocupación, aprovechando el ordenador tocaba ver la previsión meteorológica, oh my god, la previsión era, dia siguiente, lluvia con tormentas localizadas y granizo a partir de las 14h, lluvias  localmente localizadas para los dos siguientes días. Me iba a mojar fijo, yo no sé si era por la publicidad de Unicef de las camisetas de Unicef o porque los sugus de piña son azules.

Mis "moradores" tenían examen al día siguiente, a pesar de ello fuimos a cenar al Morito, dirección y tal...,  si vas a Burgos, acércate, se come bien, muy bien, que revueltos... que ensaladas... que... ya me entendéis.

Vamos con la tercera etapa en cuestión, aproveché para descansar un poco más y levantarme sobre las 8, un lujo que en los albergues no puedes,  desayunar bien, y prepararme un almuerzo. Incluso me llevé un par de tortillas que me hizo Manolo (ole, ole y ole...). Para ese día planeo llegar a Rabanal del Camino, son 60km, justo para no forzar la rodilla, seguir la previsión y con suerte no pillar lluvia.

A las 9:15 me pongo en camino, nada más salir me encuentro con otro bicigrino y... toma! es español! (en mayo los españoles somos minoría). Es Roberto, de Santander, es su segundo camino, pero este espera terminarlo, la primera vez le robaron la bici en León, por ahora según he leído y me han contando... León tiene mala fama. Tiramos juntos china-chana.
Aqui tenemos el paisaje típico castellano y a Roberto.

El camino hasta Hornillos del Camino, primer tramo de unos 22km, está muy bien arreglado, se nota que cuidan el camino. Seguimos en Castilla, los campos de cultivo te van a acompañar. Poca dificultad, algún "subibaja" normalito. Me estaba acostumbrando a rodar rodeado de verde, en la estepa zaragozana esto sería algo imposible.


Antes de llegar a Hontanas se llega a una zona de Camino que no está tan bien preparada, es camino, transitable, pero no está mejorado hace poco, las lluvia de los días anteriores hicieron estragos muy serios, había trazadas y surcos secos del paso de bicicletas y algún automóvil o tractor. Para el que tuve que comerse ese barro tuvo que ser horrible, se notaba que las ruedas se hundían al paso, hasta una vez seco era ligeramente complicado el paso. Nada que cualquier mortal con dos piernas no pudiera hacer, y así llegamos a Hontanas, momento de comer algo, sellar y comprar pan. ¿La rodilla?ahí estaba, alguna molestia que otra.
Entrada en Hontanas
Al llegar a Hontanas y para en la fuente, ¡sorpresa! esta Fabio, el siciliano que me encontré la primera noche, nos saludamos. Parece una tontada, pero ir encontrándote con gente con la que te has cruzado te anima, habléis el mismo idioma o no, se nota. mientras tomábamos algo Fabio le hecha un cable a Roberto con su freno de disco, va justico de pastillas. Un perrete está sentado, nos mira cual viejecito de pueblo sentado en un banco pasando el día apoyado en su gallata, Fabio me ve hechando la foto y se hecha unas risas. Foto:

Tonto tonto, mierda mierda, estuve casi 40 minutos de parón, Roberto tiene que hechar unas llamadas de trabajo (es lo que tiene tener una empresa), sigo mi camino. Estaba ansioso por llegar a las ruinas del convento de San Antón, están a 6 km y por lo que había visto prometían... el camino por la carretera también tiene su aquel flaqueado por árboles en los arcenes.

Ruinas del convento de San Antón... parada obligatoria, merece la pena hechar un vistazo, eso de pasar bajo sus arcos tiene su aquel. Lo mejor de todo, es que en las ruinas, una persona está preparando un pequeño albergue-refugio, pero creo que por ahora no tiene ni luz, yo hecharía una noche ahí de todas formas... Mirad por vosotros mismos, ahí va una tirada de fotos:

Ruinas San Antón.







Parte posterior Ruinas S.Antón.


En la entrada de las ruinas había una pedazo de bici con un carrito... ostias!!! Saludo al ciclista... era un tipo de Barcelona que llevaba un recorrido de la ostia, empezó en la puerta de su casita y hasta pasó por Vitoria (con dos cojones). A lo que le pregunté "¿de dónde has salido hoy?" su respuesta fue "Burgos", bien todo normal, la siguiente fue "¿hasta donde esperas legar hoy?" y su respuesta fue "León"....(póngame una cara de poker y 3/4 de trollface por favor), jodo petaca (al día siguiente descubrí que el tío era un biker pro y tal...).



A la salida de Castrojériz llega... la cuesta del matamulos, 1km de subida al 12% de media... cuesta a la que por cierto, llego el Plan E (con dos cojones). Había que guardar la rodilla y la subí andando, excepto el final que me monté en la burra, adelante a Fabio, que se había ido antes de Hontanas. Mientras iba subiendo, ya no solo veía los nubarrones, ahora veías perfectamente la cortina de agua, en el alto había un mini refugio, feo como él solo, una cubierta "super moderna", pero que vino bien, fue llegar, entrar y caer agua durante unos minutos.


comienzo del matamulos, véase el burrico pastando...
mmmm que bien la lluvia que viene...

mirar abajo causa vértigo... joder con la cuesta


Arriba del alto llamé al albergue para que guardaran una plaza, más valía prevenir... Tiré adelante, la bajada del alto tenía su aquel, una señal anunciaba 400m al 18%, yeeeeeehaaaa, poco más adelante, pasando el puente de Fitero, se entra en la provincia de Palencia.
Puente de Fitero

Quedaba poco para llegar, antes de terminar, me crucé con un ciclista madrileño, Javi, ese día con el hice poquitos kilómetros... pero iba a terminar haciendo unos cuantos con él a lo largo del camino.

Palencia, llanura inmensa...
Pro fín llegada a Boadilla, me separo de Javi y me quedo en el albergue El Camino. Elijo ese albergue por que tenía buenas críticas y pintaba bonito y spuestamente estaba bien preparado para bicis (o eso comentaban de los están en la red Bike Line).



Bonito todo lo del mundo, los hospitaleros amables. Ahora bien, tiene un jardín inmenso con unas esculturas dignas de foto... y no tenían un mísero techo/plástico/chamizo donde tener la bici resguardada de la lluvia... mmmm... me instalé y me toco el peor sitio del mundo. ¿véis en la última foto la litera de arriba arrinconada? pues ese, a lo que llegue lo típico, gente ya de siesta, no tenía hueco para dejar nada, etc... andarines de los cojones... pero bueno. A lo que fui a comer me di cuenta de una cosa, ese pueblo no tiene cobertura de otra cosa que no sea movistar. Tenedlo en cuenta. Por la tarde cayó una tormenta elegante, granizo incluido. Y ahí estaba yo, que me junté con un grupo de andarines españoles de Cartagena y Barna para pasar el ratico...

En ese pueblo había 3 albergues, y solo abrió ese, asi que recogió a peregrinos que les pilló el chaparrón, con lo cual se petó y hubo gente que tuvo que dormir en el saloncito... yo me decanté por cambiar mi litera de arriba arrinconada en una habitación, por un colchón en el suelo, tuve más sitio para las cosas, no hubo tantos ronquidos y además odio dormir en la litera de arriba.


Seguiré contando... paciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada